Comparación: santuarios propiamente dichos y pseudosantuarios

Comparación: santuarios propiamente dichos y pseudosantuarios
Comparación: santuarios propiamente dichos y pseudosantuarios

Fuente: http://www.primatesanctuaries.org/issues/advocacy/true-sanctuaries-vs-pseudo-sanctuaries

La North American Primate Sanctuary Alliance (NAPSA) tiene por misión educar al público sobre las características de los santuarios de confianza y  los establecimientos que deberían evitarse.

La misión de la North American Primate Sanctuary Alliance (NAPSA) es defender y avanzar en el bienestar de los primates en cautiverio. Los santuarios miembros de la NAPSA cuidan a alrededor de 670 primates no humanos jubilados de la industria del entretenimiento, la investigación biomédica y el comercio de mascotas exóticas. Asimismo, son expertos en el suministrar cuidado enriquecido y de por vida a los animales en cautiverio. Al no existir en Estados Unidos una legislación que gestione quién puede autodenominarse santuario, es importante para los miembros de la NAPSA diferenciarse de otras instalaciones que albergan animales en cautiverio sin regirse por sus mismos elevados estándares y que incluso podrían explorar y herir a los animales bajo su cuidado.

Diferenciar a los pseudosantuarios de aquellos de confianza puede ser difícil. Existe un conjunto de características clave que el público puede buscar a la hora de tomar una determinación.

Los verdaderos santuarios:

  • funcionan teniendo como prioridad el bienestar de los animales bajo su cuidado;
  • son organizaciones sin fines de lucro;
  • no crían, venden ni intercambian a los animales bajo su cuidado;
  • no permiten el contacto entre el público y la fauna en cautiverio;
  • no extraen a los animales de sus recintos o de la propiedad del santuario con fines educativos, de exhibición, investigación o comercio;
  • limitan la visita del público;
  • no explotan a los animales bajo su cuidado. Algunos ejemplos son: oportunidades para sacarse fotos con los animales, interacciones directas o amaestramiento de animales para que actúen;
  • tienen responsabilidad tributaria y capacidad para brindarles cuidado de por vida a todos los animales del santuario;
  • trabajan en defensa de las especies bajo su cuidado;
  • están autorizados, acreditados y monitoreados por organizaciones externas. Esto puede comprender a la Global Federation of Animal Sanctuaries (Federación Mundial de Santuarios de Animales, GFAS), el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos o la NAPSA.

No le des tu apoyo a lugares cuya prioridad no sea el bienestar de los animales a su cargo.

Leé acá el documento sobre la postura de la NAPSA respecto de los verdaderos santuarios frente a los pseudosantuarios.

 

Traducción: Carolina G. Brusés Cannon