Elefantes en Argentina

¿Cuál es nuestro objetivo?

Generamos recursos para apoyar la conservación de los elefantes a través de la difusión de la problemática de los elefantes silvestres, la educación y el intercambio de información con todas las personas.

Nos esforzamos por animar a la humanidad a vivir en armonía con la vida silvestre y el mundo natural.

Los elefantes son grandes embajadores de la fauna amenazada.  Inspiran a miles de personas y nos ayudan a concientizar sobre la pérdida de hábitats y el tráfico de fauna, temas que afectan a la biodiversidad en todo el mundo.

A través de este programa inspiramos y comprometemos a la gente para asegurar un futuro seguro para los elefantes en todas partes.

Educación

Difusión

Conexión

Los elefantes son los mamíferos terrestres más grandes del planeta y una de las especies más inteligentes y magníficas; y se encuentran en severo peligro de extinción. Tanto asiáticos como africanos son un eslabón vital en el ecosistema, juegan un papel sumamente importante como especie clave en el mantenimiento y el equilibrio de la estructura de una comunidad ecológica, beneficiando a muchos otros organismos dentro de esta comunidad.

Se estima que anualmente el comercio internacional de vida silvestre y sus productos derivados se eleva a miles de millones de dólares y afecta a cientos de millones de especímenes de animales y plantas, convirtiéndose en la tercera actividad criminal internacional más grande después de las drogas y las armas.

Habida cuenta de que el comercio de animales y plantas silvestres sobrepasa las fronteras entre los países, su reglamentación requiere la cooperación internacional a fin de proteger ciertas especies de la explotación excesiva. Por lo tanto la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) somete el comercio internacional de especímenes de determinadas especies a ciertos controles, clasificando las especies amparadas en tres Apéndices, según el grado de protección que necesiten.

En respuesta al significativo declive de la población de elefantes entre las décadas de 1970 y 1980 debido a la caza furtiva por el marfil, CITES prohibió el comercio internacional de elefantes asiáticos y africanos al ponerlos en el apéndice I en 1973 y 1989, respectivamente.

Los beneficios económicos de este crimen internacional organizado está alimentando la delincuencia, la corrupción y la violencia, y se necesitará mucha voluntad política para abordar estos problemas. Este crimen organizado no se limita a ciertos países, es un fenómeno GLOBAL.

Conflictos

Caza furtiva de elefantes africanos y asiáticos para el tráfico y venta de su marfil.

Conflicto hombre-elefante por las tierras en Africa (crecimiento de la población humana y uso antrópico de la tierra). Esta pérdida del hábitat está estrechamente relacionado con distintos procesos de desarrollo económico y crecimiento demográfico.

La pérdida y fragmentación de hábitats provoca alteraciones en el rango de distribución de los elefantes y altera la disponibilidad de alimento, agua y refugio de estas especies.

Uso de los elefantes asiáticos para trabajos forzados relacionados a la industria maderera y el turismo.

 Hoy día somos nosotros, los seres humanos, los culpables
de que haya cada vez más especies en peligro de extinción.

- Jane Goodall